lun

26

abr

2010

Plaza Mayor de Salamanca

La Plaza Mayor de Salamanca es un monumento típicamente español, en el que el arte barroco alcanzó expresiones dificilmente superadas.

 

Fue construida en el solar que ocupó la antigua plaza de San Martín del Mercado. Su construcción se acordó en el año 1710, cuando se encontraba en la ciudad el rey Felipe V, que quiso premiar así la fidelidad de Salamanca a su causa durante la Guerra de Sucesión. La realización del acuerdo y la construcción se debe a Don Rodrigo Caballero y Llanes, siendo alcalde mayor Don Pedro de Castilla.


La construcción se inició en 1729 y se terminó en 1755. El proyecto fue trazado por Alberto Churriguera, interviniendo también en la construcción los arquitectos Nicolás Churriguera, José de Lara Churriguera y Joaquín García de Quiñones.

La planta es cuadrada, consta de 88 pórticos formados por arcos de medio punto que descansan sobre fuertes pilares, llevando en las enjutas medallones con bustos de reyes, grandes capitanes y hombres de letras. Sobre estas arcadas se elevan tres pisos de balcones, con una rica ornamentación. 


En el lado más importante se alza el Ayuntamiento, obra de José Churriguera. Presenta un monumental pórtico con cinco grandes arcadas. La fachada está ornamentada con frontones curvos, recuadros y placas. Coronando el edificio se encuentra la espadaña que soporta las campanas del reloj, y a los lados las estatuas de la Agricultura, la Industria, la Música y la Poesía.

 

El ayuntamiento se encuentra sin finalizar ya que faltan dos torreones sobre las alas laterales, que el arquitecto no se atrevió a construir por considerar que la obra en la que debían apoyarse no reunía condiciones para resistir el peso, pero se conserva la maqueta de 1745 en el interior del edificio. 

 

Como curiosidad, en el arco de mayor alzada de la zona del Pabellón Real, junto a la salida el Mercado, aparece una inscripción que recuerda: «Aquí se mató una muger, rueguen a Dios por ella».

 

Comentar

Escribir comentario

Comentarios: 0