sáb

20

feb

2010

A la conquista del alimento

El Buitre leonado se distribuye por buena parte de la península Ibérica, faltando como reproductor en Galicia, Cantábrico occidental, sierras litorales mediterráneas y parte de las mesetas donde no encuentra acantilados apropiados para la reproducción. No cría en Baleares ni en Canarias. Es muy frecuente ver individuos aislados o grupos de no reproductores, alejados de las zonas habituales de cría.

 

La población reproductora era de 8.074 parejas en 1989 y unos 24.000 individuos, distribuidos en 551 colonias, habiendo experimentado un importante aumento desde entonces. Las provincias con mayor número de parejas son Navarra, Burgos y Cádiz, Huesca y Cáceres. La especie sufrió una importante
regresión durante las décadas de los 50-70, habiendo tocado fondo en 1979 cuando la población reproductora se estimó en unas 3.500 parejas. El censo realizado en 1999 ha arrojado una cifra de 17.337-18070 parejas, si se estima que por pareja localizada hay 3,1 individuos, la cifra final de buitres leonados en España sería de 53.745-55.920 ejemplares. A la vista de estos datos puede
concluirse que la población se ha duplicado desde el anterior censo. Ha recolonizado algunas zonas del sureste (Murcia, Málaga). Reintroducido con éxito en Almería (Sierra María-Los Vélez), con unos 60 buitres liberados; la colonia cuenta en 1999 con 12 parejas. La población de buitre leonado se encuentra en franco aumento tanto del número de ejemplares como de su área de
distribución.

 

Habita áreas con roquedos (montañas, cortados fluviales, ...), donde escoge cualquier tipo de roca para nidificar, con más frecuencia en los calizos que son los que le ofrecen mayor cantidad de oquedades. Parece soportar bien la presencia humana en su entorno, quizás por ofrecerle mayor disponibilidad de alimentos. Busca su comida en zonas abiertas, con escaso o nulo arbolado, evitando los bosques y las grandes zonas húmedas. Excepcionalmente llega a nidificar
en árboles. Se encuentra esde el nivel del mar hasta los 2.000 m en Pirineos y algo menos en el Sistema Central. En España se instala preferentemente en la periferia de los grandes sistemas montañosos.

 

El principal problema que tienen actualmente es la inoperancia e incapacidad de los políticos, ya que a raiz del caso de las vacas locas los muladares donde se alimentaban se cerraron y las reses muertas ya no se dejan en el campo, con lo que la oportunidad de alimento se ha reducido drasticamente poniendo en dificultad la coexistencia de esta especie con los ya mencionados politiquillos.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    vero (domingo, 21 febrero 2010 21:56)

    ¿Son tuyas, en serio? impresionantes, pero sobre todo me imporesiona la sensación de estar tan cerca de ellos